Diagnóstico y Evaluación

 

Sobre el diagnóstico del TANV.

Cómo ha quedado bien claro, el Trastorno de Aprendizaje No Verbal, no se encuentra incluido en el Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Además, tampoco lo está en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE). Por tanto, a priori, es difícil el llevar a cabo un diagnóstico, que se ajuste en lo posible al perfil del TANV, y en consecuencia, se pueda realizar un diagnóstico adecuado y diferenciado con otros trastornos.

A fecha de hoy, lo más reciente, es la propuesta efectuada por Rourke y sus colaboradores, que establecieron unos criterios, los cuales podemos considerar básicos. Estableciendo una tabla de puntuación en la que se ha de cumplir unos “requisitos”, para la consideración del diagnóstico de TANV.

Criterios diagnósticos propuestos por Rourke*.

1.- Déficit bilateral en la percepción táctil generalmente más marcado en el hemicuerpo izquierdo.
2.- Déficit bilaterales en la coordinación psicomotorá, generalmente más marcados en el hemicuerpo izquierdo.
3.- Dificultades en la organización visuoespacial.

4.- Dificultades en trabajar con información o en situaciones nuevas y/o complejas.

5.- Déficit en la resolución de tareas no verbales, en la formación de conceptos y la creación de hipótesis.
6.- Dificultades en la percepción del sentido del tiempo.
7.- Buen desarrollo en las habilidades verbales automatizadas.
8.- Verborrea caracterizada por ser mecánica y repetitiva dentro de los trastornos pragmáticos del lenguaje.
9.- Déficit en la mecánica aritmética.
10.- Marcados déficit en la percepción, el juicio y la interacción social que aumentan la probabilidad de desarrollar trastornos psicopatológicos internalizantes (depresión, ansiedad…).

* Extraido de la publicación de C. García-Nonell, E. Rigau-Ratera, J. Artigas-Pallarés, Perfil neurocognitivo del trastorno de aprendizaje no verbal

David González Muñoz, en su libro TANV, nos habla de que actualmente, en España, se utilizan 8 puntos como criterios diagnósticos y que son a modo orientatuvo. De tal modo que si se obtiene entre 7 y 8 puntos de coincidencia, se ha de considerar un diagnóstico de TANV. De tal modo que se puede llegar a dar tres consideraciones más. Y estás son:

  • Se sugiere la presencia de TANV
  • Dudosa presencia de TANV y por último,
  • Baja probabilidad de TANV.

La Evaluación del TANV.

Antes de seguir hablando de la evaluación de una persona, en este caso un niño o una niña, quiero dejar bien claro que un servidor, no es profesional, ni del ámbito académico, ni del sanitario o clínico. Que tan solamente es un padre preocupado por el trastorno de un hijo y que esto le lleva a investigar y estudiar en la medida de lo posible.

Mi experiencia me dice que cuando te acercas a un profesional que deba de diagnosticar y evaluar a una persona con TANV, descubre que no es nada fácil, más bien es complejo.

Chequeando

Los objetivos de una evaluación a grandes rasgo son:

  • Describir.

  • Explicar.

  • Predecir.

  • Identificar.

  • Guiar la posible intervención.

Queda claro que las características del TANV, hace que la evaluación sea tomada desde una perspectiva multidisciplinar. Y, por otro lado, se ha de tener claro de antemano, la necesidad de una alta personalización de la evaluación que permita una posterior respuesta educativa, social y familiar en virtud de la persona afectada de TANV.

Por lo tanto, es bueno, acudir a los servicios de neuropsicología infantil, o en su caso al pediatra para descartar otras patologías, y posteriormente acudir a una evaluación psicopedagógica del niño o de la niña, como se nos aconseja por parte de I. Málaga Diéguez y J. Arias Álvares en el boletín pediátrico 2010 de la Sociedad Pediátrica de Asturias, Cantabria, Castilla y León. Todo lo dicho se puede apreciar en la imagen que acompaña a este texto y que está extraída del citado documento.

Queda evidenciado que aquí todo el mundo juegan un papel importante. Desde la familia, los profesores, el orientado del centro, el pediatra, el neuropsicólogo, etc., todos tienen algo que decir, aunque algunas veces, algunos de ellos se resistan a la evidencia.

Aunque el gráfico que estamos comentando es un algoritmo simplificado como aproximación a diagnóstico de los Trastornos del Aprendizaje, se puede utilizar para el diagnóstico y posterior evaluación del TANV.

Grafico

Las Fases de la Evaluación en el TANV.

En los últimos años, he tenido la oportunidad de hablar, y sobre todo escuchar a David González Muñoz hablar sobre la evaluación del TANV. Y cómo consecuencia de ello, me he atrevido a realizar la infografía que tienes a tu izquierda.

La primera fase (la evaluación global), es utilizada a la hora de diagnosticar cualquier tipo de trastorno. Es por ello, que no me voy a detener a comentarla.

La siguiente fase (la evaluación de las funciones básicas), contempla el estudio de la psicomotricidad, lo visoespacial, el lenguaje, la memoria, la atención, las funciones ejecutivas, además de la cognición social. Todo ello a través de entrevistas, cuestionario y pruebas Tests.

Una vez finalizadas ambas fases, lo recopilado en ellas nos va a llevar a efectuar la siguiente pregunta: ¿estamos ante un retraso global del desarrollo o ante un retraso o trastorno específico?

Una vez clara la respuesta al interrogante anterior, se procede a evaluar los aprendizajes instrumentales como son la lectura, la escritura y las matemáticas. En esta fase se debe de tener presente los procesos de bajo y alto nivel. Además de considerar como responde el niño o niña TANV en los citados aprendizajes.

Llegados a este punto, es necesario recordar e incidir en que el TANV puede ser confundido con otros trastornos, por ello es necesario se acuda a bibliografía adecuada donde se puede ver los puntos en común y en que difieren cada trastorno. Es lo que se conoce por diagnóstico diferencial.

Para terminar decirte, que la evaluación no se queda ahí y punto. El transcurso del tiempo las manifestaciones del TANV pueden cambiar y todos los apoyos que se vayan necesitando con los años también cambiaran.

Infografía