La familia

La Familia con miembros TANV 

Las familias, como no pueden ser de otro forma, son el nucleo vital y soporte de las personas afectadas de TANV. Es el lugar donde las personas con TANV se sienten protegidos y reguardado ante la incomprensión de aquellos que no saben nada de su lucha.

Por otro lado, las familias también son un objeto de padecimiento del trastorno, ya que van a sufrir todo un itinerario de dificultades y angustias que van a estar presente desde que comiencen los primeros síntomas, hasta al menos el momento en que el hijo o la hija sea diagnosticado.

Todas esas dificultades se irán apreciando con los años, no obstante, será en la etapa de la primaria donde las dificultades irán tomando cuerpo y donde comenzarán de una forma más clara las tensiones en el ámbito familiar y escolar básicamente.

A todo esto hemos de sumarle una serie de factores que van a contribuir a que las cosas se vayan complicando. Factores como el desconocimiento de la mayoría de profesiones, ya sean esto del ámbito sanitario o educativo. El no estar reconocidos en ningún manual diagnóstico.

Todo esto se irá viendo reflejado en las discusiones entre los padres, los sentimientos de culpa que irán surgiendo por no saber como hacerlo mejor con respecto a ese hijo o hija que tiene algo y no se sabe.

También surgirán los reproches por parte de los amigos y familiares, los cuales vendrán a decir que los están sobre protegiendo demasiado.

Al margen de todo lo anterior, antes o después de que el hijo ha sido diagnosticado, el papel de los padres va a ser fundamental.

Padres

Los padres deben ser el ayudante, el abogado, el cuidador, el profesor y terapeuta de su hijo.

Tanguay, P.B.   (2002)

Orientaciones para el día a día en casa.

Socialización

Las familias han de trabajar en casa la comprensión social por medio de juegos de mímica, visionado de fotos y visionado de videos sin sonido.

A su vez, se ha de intentar traducir matices del lenguaje no verbal, dando explicaciones sobre gestos, expresiones faciales, etc.

Explicando verbalmente los sentimientos de los padres… (Estoy muy contento porque…) Por último, fomentar participaciones en actividades extraescolares.

Padre

Estabilidad Emociona

Con respecto a la estabilidad emocional, los padres han de aprender a “leer” el comportamiento del hijo, fórmalo en conocimiento emocional básico.

Dedicar tiempo a los hijos y aprovechar para enseñarles a identificar las situaciones de estrés y sus consecuencias…, corporales, de comportamiento…

Enseñar técnicas de relajación antes situaciones de estrés. Junto con enseñarles a enfrentarse a situaciones novedosas.

 

Caras

Psicomotricida

Las familias han de adaptarse al nivel de habilidades del niño en cada momento. Lo que implica guía, supervisión por parte de los padres con mensajes sencillos para el hijo o la hija lo entienda.

No hacer las cosas en lugar del chico. Es bueno que el tiempo libre se realicen juego y ejercicios que ayuden a mejorar las habilidades motoras.

Es necesario facilitar la práctica de deporte.

Psicomotricidad

Visoespacia

Una buena herramienta de trabajo en el tema de lo visoespacial es el que trabaje con construcciones, puzles, rompecabezas, etc.

Aprovechemos la salida por el barrio para, de este modo, enseñarles el mismo y como orientarse en él. A la vez trabajar la izquierda, derecha tanto con su cuerpo como en la ubicación en la que se encuentra.

 

Bloques

Autonomia persona

Con respecto a este tema, hemos de dar responsabilidad en virtud de la edad y capacidades del chico o la chica. Procurando no dar más ayuda de la necesaria.

Enseñar cómo actuar en caso de emergencia. Procuremos fomentar su autonomía en la medida de lo posible, sobre todo en aquello que le afecte directamente, ya sea a la hora de  comprar algo, hacer algún encargo para la casa, etc.

 

Cordonera

Funciones ejecutiva

Para un buen desarrollo de estas funciones, es aconsejable, establecer rutinas de trabajo… Ya sean estás en la habitación, en los juegos, a la hora de preparar la mochila para ir al cole el día siguiente, automatizar procedimientos, en definitiva, crear hábitos…

Enseñar el manejo adecuado del calendario, la agenda, el reloj. Si es necesario elaboraremos guiones o planes por escrito y tenerlo en lugar bien visible.

Listado

Y sobretodo...

Divertiros con vuestros hijos.
Pedir ayuda si la necesitáis.
Buscar otras familias para compartir experiencia y no sentiros solos.